hotel en el centro histórico de venecia
En el corazón de Venecia
El Hotel Bel Sito se encuentra en el corazón de Venecia, a pocos pasos de la Plaza de San Marcos, en una ubicación realmente privilegiada, céntrica pero al mismo tiempo fuera de las grandes aglomeraciones turísticas.
Experimente el ambiente cálido y acogedor de una casa llena de encanto e historia, elegante y discreta, que desde 1920 da la bienvenida a viajeros de todo el mundo.

Debido a su céntrica ubicación, enfrente de la magnífica iglesia barroca de Santa Maria del Giglio, el hotel, que también cuenta con una ribera privada, es el punto de partida ideal para descubrir los lugares de interés y las maravillas de Venecia.
Después de haber disfrutado de las calles y los alrededores, podrá relajarse con total tranquilidad en nuestras áreas comunes, atendidos por el personal de nuestro hotel.

Podrán disfrutar de su café o cóctel favorito en las mesas situadas en el exterior del hotel o aislarse en el pequeño pero acogedor patio, un oasis de paz y tranquilidad, la parada perfecta después de un largo día de compras y cultura.
En el hotel podrán elegir entre el ambiente del siglo XVIII de la Sala de los Espejos o la relajante Sala de Lectura donde, gracias a la red Wi-Fi gratis, podrán mantener el contacto con su mundo con un solo clic.
virtual tour
360°
Bel Sito - Diálogo con el arte
hotel en el centro histórico de venecia Cultura, arte y belleza pasan y han pasado por el Bel Sito, recreándose en este rincón exterior con vistas al Campo de Santa María del Giglio.Aquí gustaban de reunirse los artistas en los años 60 y 70 para mantener conversaciones que del arte pasaban a la actualidad, sin dejar de lado la política y el contexto social de Venecia.Una de las almas de este diálogo, que atravesaba el mundo entero desde la laguna, era el pintor y poeta Virgilio Guidi.

Para Guidi, nuestro hotel era un lugar de encuentro habitual.Venía todos los días, de vuelta del taller.Pararse a tomar un café en este espacio exterior del Bel Sito era para él una costumbre y este lugar pronto fue suyo: a su alrededor se reunían amigos y discípulos, que se unían a él para hablar hasta altas horas de la noche.También veían de la galería Il Traghetto de Gianni De Marco: intelectuales habituales, apasionados de paso y jóvenes artistas (De Chirico, Licata, Vedova...).Todos querían estar con el maestro.

Gino Serafini estaba muy feliz no solo de acoger estas reuniones, sino también de participar en lo que, a todos los efectos, era un momento de formación de la propia historia de su ciudad.Decidió, así, dedicar una sala dentro del hotel a iniciativas de un cierto nivel cultural y convertir un local de su propiedad en un espacio expositivo.El debate cultural en el Bel Sito continuó durante los años sesenta y setenta, llegando a nuestros días y ampliándose con la restauración y la apertura al público de PALAZZO MARIN, antiguo salón cultural del siglo XVIII y hoy escenario de eventos culturales y elegantes actos privados.

Hoy, en nuestro trabajo diario conservamos este amor por el arte, inspirados por la figura de Isabella Teotochi y por el recuerdo del fundador Gino Serafini; cultivamos con pasión los valores del intercambio interpersonal, de la acogida de personas procedentes de mundos y contextos diversos, y la voluntad de hacer que nuestros huéspedes se sientan libres de vivir cada momento del día en total sintonía con su entorno.

El Bel Sito es el lugar donde la mirada es el punto de llegada
de un encuentro cercano con los dioses de la luz,
en el escenario mágico del Olimpo veneciano.
Gino Serafini

hotel en el centro histórico de venecia